Oferta en joyas de plata y oro

miércoles, 31 de enero de 2018

La amatista o cuarzo morado, la joya del medievo

Amatista en estado puroLa amatista, también conocida como cuarzo morado, es la variedad macrocristalina más valiosa del cuarzo. Para mi es una de las gemas más hermosas, su color, dependiendo de la cantidad de hierro (Fe+3) que incluya, puede variar desde el lila violeta muy claro hasta el púrpura o violeta rojizo. Es una piedra semipreciosa muy resistente a los ácidos pero el calor la afecta con facilidad ya que a más de 300ºC pierde la tonalidad azul adquiriendo un color amarillo, no obstante si la irradiamos con rayos X o partículas alfa volverá a adquirir su tono original. La amatista es la gema asociada con el mes de febrero y, por tanto, con el signo del zodiaco Piscis.

Historia de la amatista

El nombre amatista proviene del griego amethystos que traducido literalmente significa utilizado contra la embriaguez y desde muy antiguo se pensaba que protegía contra las borracheras por lo que eran típicas las copas de vino hechas con este material. Es una gema que ya empleaban en el antiguo Egipto para elaborar joyas y esculturas siendo las preferidas de la nobleza egipcia. Posteriormente, en la Edad Media, se le otorgaron poderes de austeridad y serenidad, siendo abrazada por el cristianismo como símbolo de santidad. Durante la Edad Media fue muy utilizada en la decoración de iglesias y en la elaboración de rosarios. De hecho, actualmente, todavía es considerada como la piedra de los obispos.

En diversos tratados de Leonardo da Vinci se puede leer que la amatista tenía el poder de perfeccionar la inteligencia y hacer desaparecer los malos pensamientos. Por otro lado, en las joyas de la corona real británica se pueden encontrar unas bellísimas amatistas. Catalina la Grande, emperatriz de Rusia de 1762 a 1796, era una gran entusiasta de estas joyas y envió a miles de personas a excavar en las minas de los Urales en búsqueda de las de mejor calidad, de ahí que la variedad más preciada de amatista sea la conocida como variedad Siberiana.

Yacimientos de amatista

La amatista, al ser un mineral de origen hidrotermal y magmático, se forma sobre todo en filones con mezcla abundante de óxido de hierro, de donde proviene su color. Tradicionalmente la amatista era considerada una piedra preciosa pero perdió esta categoría a descubrirse grandes cantidades de esta gema en Brasil. También existen yacimientos en Rusia, Uruguay, Zambia, Alemania, Australia, México, Estados Unidos, Canadá, India, Sri Lanka, Bolivia, Túnez, Madagascar y Marruecos.

La amatista como joya

Sólo las amatistas más perfectas se emplean en joyería y son talladas por los orfebres. Los joyeros distinguen dos variedades de amatista dependiendo de su tonalidad:
  • Rosa de Francia: así se denomina a las amatistas de color lila claro.
  • Siberiana: variedad de un color violeta intenso con destellos rojos, es la variedad más preciada y los yacimientos principales se encuentran en Rusia.

Joya de amatista y citrinoRecientemente se han puesto de moda las joyas elaboradas con un material bicolor, compuesto por amatista y citrino (cuarzo de color amarillo), con el que se consiguen tallar gemas realmente hermosas que son incluso apreciadas por coleccionistas, especialmente las que son talladas con forma ovalada o rectangular.

Gemoterapia con la amatista

La amatista en el marco de la gemoterapia es utilizada como una gema que facilita la meditación y con una función sumamente espiritual.

0 comentarios:

Más opciones en joyas de plata y oro