Oferta en joyas de plata y oro

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Anillos de compromiso con diamantes

En el pasado un anillo de compromiso era un anillo sin ningún diamante, pero llegado un momento concreto de la historia, se empezó a dar mucha más importancia a un anillo con diamante que a los anillos sin diamante.

Solitarios con diamante

¿Cómo surgió la idea de los fabulosos anillos de compromiso?


Realmente la idea no se sabe ni quién ni cuándo comenzó, sólo algunos historiadores dicen que fue en la época del antiguo Egipto cuando los esposos empezaron a intercambiar anillos que se colocaban en el dedo anular, el dedo que para ellos simbolizaba al amor.

Unas épocas más tarde, allá en el siglo XI, el Papa Nicolás llegó a opinar que un anillo de compromiso de oro era un símbolo fundamental para demostrar la riqueza y la capacidad del hombre para mantener a su mujer.

Más tarde, en el siguiente siglo, otro Papa señaló que no era preciso que el anillo de compromiso fuera de oro, sino que también podría ser elaborado con otros materiales, incluyendo también la plata y el acero.

Más tarde, en 1477, Maximiliano de Austria le regaló un anillo de compromiso a su prometida, fue entonces cuando a partir de ese momento el regalar un anillo de compromiso con diamante empezó a instaurarse entre la clase noble de la época.

En 1886 un importante diseñador tuvo la idea de reinventar el anillo de compromiso opaco, señalándolo como el símbolo que refleja la unión amorosa de dos personas, llegándose a convertir en una de las tradiciones actuales más arraigadas. Este diseñador fue Charles Lewis Tiffany, uno de los fundadores de la marca de joyas más famosa del mundo, Tiffany & CO. Revolucionó esta pieza al añadirle un diamante por encima de la cinta de oro mediante la utilización de seis puntas, se manera que el anillo de compromiso opaco, sin belleza y estética, se convirtió en el anillo de compromiso que toda mujer moderna y actual espera lucir.

Por otro lado, fue en 1990 cuando se encontró en Sudáfrica el diamante en bruto más grande del mundo, la Estrella de África, un diamante que contaba con 3106,75 quilates. También conviene destacar que las corona inglesa está compuesta por 9 gemas de 545 quilates, toda una joya de la orfebrería.

Actualmente la tradición de regalar un anillo de compromiso sigue vigente en todo el mundo, en todos los lugares simboliza lo mismo, la unión del amor de dos personas. Todas las mujeres al tener un anillo de diamantes en el dedo, opinan que se ven de otra forma, más felices, más unidas a su marido y sobre todo, vemos la vida con otra perspectiva, con otro futuro, y al finalizar los días al lado del marido que toda mujer ha soñado y con el anillo que todas soñamos, ese anillo de compromiso tiene mil historias que no cambiaríamos por nada del mundo.

0 comentarios:

Más opciones en joyas de plata y oro