Oferta en joyas de plata y oro

jueves, 14 de septiembre de 2017

Los diamantes como joya

Diamante en bruto en espera de convertirse en joyaEn la actualidad el diamante es la joya más preciada del mundo. La explotación de mantos diamantíferos y la venta de estas gemas y piedras preciosas constituye una fuente enorme de ingresos.

El diamante es el mineral más duro de la naturaleza, por eso la escala de dureza de Mohs le asigna el valor de diez como máximo posible. Su dureza se debe a que sus enlaces carbono-carbono son muy estables y a que se dispones formando una pirámide perfecta. Resiste la acción de los ácidos y arde en el oxígeno a 800ºC aproximadamente.

Actualmente ya somos capaces de producir diamantes artificiales y además se fabrican en gran escala. Aunque los diamantes artificiales son mayormente de aplicación industrial, no obstante, también se fabrican diamantes para joyas. Obviamente su precio es más reducido que el de un auténtico diamante.

Las regiones ricas en diamantes son la India, Brasil y Sudáfrica. Por lo general, se necesita excavar extensos kilómetros de terreno para obtener un diamante de buen tamaño. Es por eso por lo que estas piedras preciosas tienen un precio tan alto en el mercado.

El diamante deslumbra por la belleza de sus destellos y por el resplandor que produce. Esto es causado por su cualidad de dispersar la luz que le traspasa y su alto índice de refracción, la luz rebota en su interior y se convierte en un abanico de múltiples colores. El grado de la belleza del iris del diamante depende, en gran medida, del tallado y pulido del mismo. Por su extrema dureza, un diamante sólo se puede pulir utilizando otro diamante.

Pero no todos los diamantes son útiles para joyería, a la hora de comprar un diamante como joya hay que valorar los siguientes aspectos:

Diamante tallado como brillante en plata y joyasTransparencia del diamante

Viene determinada por la pureza del mineral, ya que los diamantes al formarse pueden incluir pequeñas partículas de carbón que dan lugar a microscópicas inclusiones. Según el número y tamaño de estas inclusiones se establece la siguiente clasificación de la piedra preciosa:

FL (Flawless - Impecable): Sin imperfecciones visibles usando una lupa de 10 aumentos, tanto internas como externas.

IF (Internally Flawless - Internamente Impecable): Sin imperfecciones internas visibles usando una lupa de 10 aumentos.

VVS (Very Very Slightly Imperfect - Muy Muy Ligeras Imperfecciones): Las imperfecciones se ven con dificultad usando una lupa de 10 aumentos. Dentro de los VVS podemos encontrar los diamantes VVS1 y VVS2.

VS (Very Slightly Imperfect - Muy Ligeras Imperfecciones): Imperfecciones visibles usando una lupa de 10 aumentos. Dentro de los VS podemos encontrar los diamantes VS1 y VS2.

S (Slightly Imperfect - Ligeras Imperfecciones Visibles): Claramente visibles con la lupa de 10 aumentos. Dentro de los S podemos encontrar los diamantes S1 y S2.

I (Imperfect - Imperfectos): Las imperfecciones son evidentes cuando se utiliza una lupa de 10 aumentos y también son perceptibles a simple vista. Dentro de los I podemos encontrar los diamantes I1, I2 e I3.

Diversas tallas de diamantes listos para venta en joyeríasColor de los diamantes

El color es muy importante a la hora de determinar el precio de un diamante. Por la tendencia de querer disponer de un diamante puro, se valora fundamentalmente la ausencia de color, ya que la transparencia tiene como resultado una mejor refracción de la luz y por lo tanto un mayor número de reflejos en todas las gamas de colores, a su vez consiguiendo una mayor intensidad en los destellos. Los diamantes tienen la tendencia natural de presentar una tonalidad amarilla o marrón lo que hace que la ausencia de color se valore aún más en estas gemas. No obstante, aquellos diamantes que son marcadamente de un único color, lo que les convierte en diamantes muy raros, también tienen un valor muy elevado.

En base al color de los brillantes, se establece una clasificación para facilitar su valoración, la escala se basa en la tendencia del tono de los diamantes hacia el color más habitual que es el amarillo:

Incoloros: Con tres escalas, D, E y F.
Casi incoloros: Con cuatro escalas, G, H, I, y J.
Amarillo pálido: Con tres escalas, K, L y M.
Amarillo muy claro: Con cinco escalas, N, O, P, Q y R.
Amarillo claro: Con las escalas S, T, U, V, W, X, Y y Z.
Amarillo: Se usa en bisutería.

El Peso del diamante

El peso del diamante se mide en quilates, un quilate equivale a 0.2 gramos o sea 200 miligramos. No hay que confundir el peso con el tamaño, ya que según el tipo de talla, un diamante puede parecer más grande que otro aunque realmente el peso sea menor. Lo que si se puede comparar son diamantes con la misma talla donde obviamente el de mayor diámetro siempre pesará más que el de menor diámetro.

Talla del diamante

Esta es la única característica del diamante sobre la que podemos influir y así conseguir aumentar la belleza del mismo. La talla es la forma en que se corta el brillante darle una forma determinada. Los brillantes siempre se cortan utilizando cortes lisos denominados facetas. Los distintos diseños que se utilizan están cuidadosamente estudiados para conseguir que las facetas del brillante maximicen los reflejos de la luz y emitan el mayor número posible de destellos.

Las tallas más comunes dadas a los diamantes son:

La talla perfecta de un brillante en plata y joyasBrillante
Carre
Oval
Esmeralda
Corazón
Pera
Marquesa
Princesa

0 comentarios:

Más opciones en joyas de plata y oro