Oferta en joyas de plata y oro

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El ópalo, la gema del arco iris

Opalo precioso blanco
El ópalo se trata de una piedra semipreciosa del grupo de los óxidos que se caracteriza por su brillo y por poseer un rico y variado espectro de tonos que cambian de color según desde que ángulo observemos la gema, especialmente cuando se pulimenta con forma convexa y redondeada. El ópalo es un mineraloide, es decir, no se trata de un mineral propiamente dicho ya que su composición incluye cristobalita y/o tridimita más sílice amorfa (también denominada humo).

Las cualidades ópticas del ópalo están causadas por unas diminutas esferas de gel silíceo (formadas por capas superpuestas de cristobalita y tridimita) que, gracias a los espacios existentes entre las esferas, dejan pasar la luz provocando su refracción y causando un maravilloso juego de colores. Estas esferas, gracias a su organización compacta, conforman un preciso enrejado tridimensional, siendo la única gema que tiene, por si misma, la capacidad de reflectar los rayos de luz haciendo visibles los colores del arco iris (otras gemas también reflectan la luz, pero este efecto se debe a las impurezas y no a la propia naturaleza de la gema, como es el caso de los ópalos).

Los ópalos son dióxido de sílice hidratada (SiO2. NH2O), conteniendo cierto porcentaje de agua (puede variar del 4 al 20 por ciento) y alcanzando una dureza de hasta 7 puntos en la escala de Mohs. Etimológicamente la palabra ópalo deriva del griego opalios (cuya traducción es cambio de color) y del latín opalus (piedra de varios elemento), que simultáneamente derivan del sánscrito upala (piedra valiosa).

Colores del ópalo

Los colores del ópalo son muy variados y van desde el incoloro al negro, pasando por el blanco, amarillo, rojo, púrpura, naranja, verde, azul verdoso, azul, marrón, gris o negro. La gama de colores es tan amplia que los ópalos se suelen clasificar según sea su color:
  • Ópalo arlequín. Conformado por una gran variedad de colores. Es uno de los ópalos más apreciados.
  • Ópalo precioso blanco. Es el ópalo más común y el más utilizado en joyería por su fantástico brillo irisado.
  • Ópalo cristalino o transparente.
  • Ópalo cristalino negro.
  • Ópalo negro.
  • Ópalo girasol. Transparente y casi traslucido con opalescencia azulada.
  • Ópalo miel. De color miel.
  • Ópalo seminegro u ópalo gris.
  • Ópalo de cristal. También denominado piedra de agua. De color incoloro.
  • Ópalo de leche o de porcelana. De color blanco.
  • Ópalo Boulder. Se encuentra dentro de minerales férricos y tiene gran parecido con el ópalo negro.
  • Ópalo de fuego, ópalo mexicano u ópalo del sol (de colores naranja, rojo o amarillo).
  • Ópalo Jelly. De color gris azulado.
  • Ópalo musgoso. De color verde oscuro.
  • Ópalo de madera u ópalo leñoso. De color parduzco o amarillento con apariencia de fósil de madera.
  • Ópalo Geiserita. Una variedad que se genera en los géiseres del parque de Yellowstone.
  • Ópalo común o Potch. De colores amarillo a marrón, opaco y sin juego de colores.
  • Ópalo ágata. En realidad se trata de un ágata con capas de ópalo oscuras y claras.
  • Ópalo piel de ángel. De color blanco a rosa.
  • Ópalo Prasio. De color verde manzana.

Cuidados del ópalo

Los ópalos son una piedra semipreciosa que requiere unos cuidados especiales debido a su fragilidad y delicadeza. Por causa de su contenido en agua, si un ópalo se deja secar se puede resquebrajar. Por eso, si vivimos en un entorno seco conviene guardarlos en una bolsa de plástico con un algodón humedecido. Ese mismo contenido en agua hace que los ópalos sean una gema muy sensible a los cambios de temperatura.

El ópalo es una gema relativamente blanda por lo que se raya con facilidad. Para limpiarlos hay que utilizar un trapo suave. Por este mismo hecho, su uso más recomendable en joyería es como pendiente, colgante o broche, nunca como anillo.

Consejos al comprar ópalos

Los criterios fundamentales que debemos analizar a la hora de comprar un ópalo y que determinan su precio y valor son: el color del cuerpo, la transparencia y el juego de colores.

Color: las características más importantes a la hora de valorar un ópalo son el juego de colores y la saturación del color.

Irradiación: para ver el juego de colores que ofrece un ópalo hay que verlo a la luz del día. Al situar el ópalo sobre diferentes ángulos, éste debe ofrecer diferentes tonalidades y colores. Lo que se debe visualizar es una especie de pequeñas plaquitas de forma imprecisa, intensamente coloreadas, que se desplazan al mover la gema.

Claridad: los ópalos transparentes o traslucidos son más valiosos al ser más raros.

Corte: el corte redondeado es el más adecuado al favorecer la refracción de la luz.

Yacimientos de ópalos

Ópalo en bruto sin pulir
Australia es el principal productor mundial de ópalos, congregando el 98% del mercado mundial de esta gema. En concreto, es la ciudad de Coober Pedy, situada en pleno desierto en el sur de Australia, la que domina el mercado internacional de los ópalos.

En México también existen yacimientos de la variedad ópalo de fuego. En Honduras se producen ópalos blancos y negros. También hay pequeños yacimientos en Brasil, Estados Unidos (en los estados de Idaho y Nevada), Guatemala, Indonesia, Japón y Rusia.

Antiguamente existían yacimientos de ópalos en Eslovaquia, pero ya están agotados, aunque las piedras que se conservan de esta zona tienen un valor notable.

Ópalos famosos

En el mundo existen tres ópalos de fama mundial por su tamaño o belleza:
  • Llama del Desierto Andamooka: el ópalo más grande jamás conocido con un peso de casi 7 kilogramos.
  • Big Ben: un ópalo precioso blanco extraído en Rayo Ridge de casi un kilogramo y más de cuatro mil quilates.
  • La luz del mundo: un ópalo precioso blanco de 2250 quilates que también fue encontrado en Australia y que es considerado como el ópalo blanco que ofrece el juego de colores más amplio conocido.

El ópalo en el zodiaco

El ópalo es la piedra natal del signo del zodiaco Libra. Desde muy antiguo se le ha asignado a esta gema propiedades curativas. Entre ellas se dice que el que la porta no sufre depresiones y le resulta sencillo encontrar el amor real y verdadero.

0 comentarios:

Más opciones en joyas de plata y oro