Oferta en joyas de plata y oro

jueves, 5 de octubre de 2017

¿Son los diamantes para siempre?

Pues la verdad es que no… peso a lo que piensa la gente y a lo que reza el dicho “los diamantes son para siempre”, lo cierto es que no lo son y en este artículo os explicaremos la razón científica de esta circunstancia.


Básicamente los diamantes están conformados por estructuras tridimensionales de carbono puro. Pero lo que no es menos cierto y que mucha gente desconoce es que el grafito también es carbono puro pero que tiene un forma de cristalización diferente constituyendo una red de cristales totalmente distinta. Resulta altamente curioso que el mismo elemento pueda dar lugar a materiales tan diferentes solo por el simple hecho de como se dispongan los átomos.

Todo el mundo sabe que el diamante transparente es la sustancia más dura (10 en la escala Mohs) y que no hay forma de rayarlo. Por el contrario, el grafito es blando, graso y de color negro, de hecho es el material con el que están hechas las minas de los lápices.

El caso es que está comprobado científicamente que la red de átomos que constituye el diamante es inestable, mientras que la red que constituye el grafito y que tiene forma hexagonal es mucho más estable. De hecho, los diamantes tienden a transformase en grafito con el paso del tiempo, algo realmente sorprendente pero cierto.

Esto no significa que si un día decidimos regalarle a nuestra novia un bonito anillo de diamantes en señal de nuestro amor, al día siguiente de ir a la joyería y comprarlo, éste se haya convertido en la mina de un lápiz y que nuestra novia pueda usarlo para pintar nuestro retrato a carboncillo. Esto hubiera dejado a más de un novio en una posición muy mala y difícil de justificar.

Obviamente esta transformación no ocurre de un día para otro. Aunque como hemos indicado está probado de forma científica que todos los diamantes se encuentran en proceso de conversión hacia grafito, la velocidad a la que esto ocurre a una temperatura y presión normales es muy lenta, tan lenta que para que dicha transformación ocurra se necesitan miles de años para que en un diamante podamos observar un cambio apreciable.

Así que los novios, maridos y, como no, joyeros, pueden estar tranquilos y seguir comprando y fabricando anillos y joyas con diamantes que en nuestra escala temporal, la escala temporal humana, se puede decir sin incurrir en un error visible que los diamantes son para siempre aunque científicamente no se pueda asegurar lo mismo.


0 comentarios:

Más opciones en joyas de plata y oro